Presentación > Blog de Actualidad > Iniciativas en Transición

Iniciativas en Transición

4/11/2012

Nacen de abajo hacia arriba, de sencillo a complejo, surgen allá donde dos o más personas son capaces de expresarse, escucharse, informarse, y hacer algo para reducir de manera progresiva su consumo de energía y recursos. Buscan la implicación de los colectivos e instituciones para ir creando vínculos con la comunidad y con el gobierno local. Confían en el ejemplo práctico como un poderoso motor que posibilita el cambio de actitud y la implicación de los demás.

Sus Inicios

Este movimiento, conocido en sus primeros momentos como ciudades en transición, surge hacia el año 2005 en Reino Unido de la mano de Louise Rooney, alumno de permacultura y Rob Hopkins, su profesor. Decidieron aplicar sus conocimientos a la vida real e iniciar un proyecto piloto a nivel local. La experiencia comenzó en Kinsale (Irlanda), pero fue en Totnes (Inglaterra) donde realmente arraigó y desde donde se popularizó. La base consistía en desarrollar propuestas para aumentar la capacidad de resistencia de las poblaciones ante una menor disponibilidad de los combustibles fósiles, el declive general de los recursos naturales y la alteración del clima, y todo ello sin renunciar al bienestar.

Totnes era un lugar propicio por diversas razones, entre ellas su tamaño, unos 8.000 habitantes, su alto grado de participación ciudadana y el elevado grado de conciencia ambiental de sus habitantes. El ejemplo de esta pequeña ciudad fue difundiéndose a partir de las iniciativas que se iban poniendo en marcha y en las que cada vez se implicaba un volumen mayor de vecinos. Al cabo de un año ya habían surgido varias iniciativas en Reino Unido y comenzaban a surgir en otros países del mundo anglosajón: EEUU, Australia, Canadá  y Nueva Zelanda…

Hoy en día, las iniciativas se extienden por todas partes. Desde el año 2009 la iniciativa comienza a calar en España, en muchos casos de la mano del decrecimiento[1]. Hay ejemplos en casi todas las comunidades autónomas.

Sus Objetivos

-        Aumentar la resiliencia, que podríamos definir como la capacidad para hacer frente a las adversidades de modo que las podamos superar e incluso salgamos fortalecidos de ellas.

En el contexto de transición, podría decirse que es la capacidad de los sistemas comunitarios (vecindarios, barrios, pueblos, ciudades…) para mantener su supervivencia básica (alimentación, agua, energía, calor, sanidad…) cuando se producen cambios importantes o colapsos en la realidad circundante de orden superior, como puede ser el agotamiento o dificultad de utilización de los combustibles fósiles.

-        Disminuir las emisiones de CO2 (dióxido de carbono)

Para entender el porqué de estos objetivos hay que ir un poco más atrás en el tiempo y toparnos con dos problemas complejos a los que ya estamos enfrentándonos en mayor o menor medida: el cambio climático y el agotamiento de los combustibles fósiles o lo que conocemos como pico del petróleo. El petróleo no se va a acabar a corto plazo, pero sí el petróleo barato ya que la dificultad para acceder a él aumenta, lo que dispara enormemente los costes de extracción y, en consecuencia, de su utilización posterior. Por lo que aboga el movimiento en transición es por abordar la resolución de ambos problemas de forma conjunta, disminuyendo la emisión de CO2 y disminuyendo la dependencia de los combustibles fósiles: petróleo, carbón y gas natural.

En muchos aspectos, este movimiento coincide con las tesis del Decrecimiento. Ambos nos dicen, por ejemplo, que la acumulación del mundo material en el que vivimos acabará voluntaria o involuntariamente, pero que si estamos preparados para ello, el choque será menor. Nos dicen que tenemos la capacidad de transformar esta situación negativa en una oportunidad para inventar un mundo mejor, siendo imprescindible cambiar por completo nuestro modo de vida actual.

El camino es reconstruir la capacidad de recuperación local, disminuyendo la dependencia que tenemos del petróleo, siendo autosuficientes, relocalizando los recursos, potenciando las relaciones de cercanía y proximidad, reordenando las necesidades para favorecer la producción y el consumo local, recuperando habilidades. La forma para lograrlo es partir de las personas, de su convicción de que el cambio es necesario y luego, poco a poco ir abarcando el resto de aspectos cruciales. Se trata de transitar desde un presente que depende de los combustibles fósiles, el consumo desaforado, la destrucción del planeta, a otra  realidad deseable basada en la localización de la producción y la recuperación de las habilidades para la vida y la armonía con el resto de la naturaleza.

Experiencia en Stroud, England.

Stroud es un municipio mediano de más de 47.000 habitantes situado en el condado de Gloucestershire, Inglaterra. Hace ya algo más de 6 años que comenzaron aquí las primeras Iniciativas en Transición y ha pasado por varios momentos: entusiasmo, actividad a raudales, desilusión, baja actividad, etc. Hoy, aún con ciertos altibajos, la iniciativa está muy consolidada y poco a poco va calando en la población.

Es una iniciativa que parte de un grupo reducido de personas con ganas de impulsar un cambio en el modelo de vida. Comienzan impulsando acciones a las que se van sumando, poco a poco, un número cada vez mayor de personas. Se funciona mediante Grupos de Trabajo: energía (utilización fuentes alternativas), movilidad (promueve formas de transporte sostenible), alimentación (seguridad alimentaria), textil, economía local (se ha puesto en marcha una moneda local), recuperación habilidades tradicionales (oficios, por ejemplo), alianzas con entidades y con gobierno local.

Estos grupos impulsan y van haciendo avanzar sus actuaciones apoyándose en la organización de eventos anuales. Todos los años organizan, lo que podríamos denominar, Jornadas de Puertas Abiertas, en las que una serie de vecinos abren sus casas para que puedan conocer las medidas que han ido introduciendo para incrementar la eficiencia energética de sus hogares y la producción renovable (Eco-renovation Open Homes), y medidas en la relación con la jardinería y los huertos (Open Gardens) Se trabaja en coordinación con instituciones y grupos locales, por ejemplo, con los centros educativos en relación con la movilidad y con los comercios, impulsando una moneda de uso local cuyo beneficio revertirá en la propia comunidad.

Experiencia en Zarzalejo, España

En Madrid, la única experiencia en este sentido está en Zarzalejo, municipio a 60 km de Madrid y próximo a El Escorial, donde viven 1.500 habitantes. Como todas las iniciativas no surge de la nada sino que ya había un contexto social propicio: cooperativa de consumo en funcionamiento desde hace más de 10 años, guardería rotatoria en domicilios particulares, fabricación casera de pan a través de la recuperación de los hornos de pan que tenían las antiguas casas de piedra, etc.

La asunción de la filosofía de Iniciativas en Transición se produce en 2011, con motivo de una charla sobre este tema que se organiza en el municipio. Numerosos vecinos participaban ya de este nuevo modelo sin ser conscientes, podríamos decir que el caldo de cultivo era propicio. A partir de ese momento, se crean varios grupos de trabajo sobre temas diversos y se comienza a funcionar.

Actualmente, el proyecto que más fuerza ha tomado, y en el que están concentradas más energías, es el CSA, o “Comunidad que sostiene su agricultura”, un modelo muy extendido en poblaciones en transición en todo el mundo, y que consiste en la asociación de varias familias para arrendar y contratar a un/a agricultor/a, que trabajará la tierra. La producción se reparte entre las familias, y éstas colaboran puntualmente en la tierra y participan en todo el tejido social que se crea alrededor de la producción de alimentos. Actualmente cuentan con 2.000 m2 de huerta y unas 23 familias comprometidas. Otros proyectos son: el Banco de Tiempo (intercambio de tiempos, ofreciendo y demandando habilidades), el sistema de transporte compartido y la conservación de energía en las viviendas de la localidad, mediante el uso de energías alternativas, por citar algunos.

En abril de 2012 se celebró aquí el I Encuentro Ibérico de Transición en el que se compartieron experiencias y vivencias, suponiendo un espaldarazo importante a este movimiento en España.

Para ampliar información se pueden consultar las siguientes páginas: http://zarzalejoentransicion.blogspot.com.es y http://movimientotransicion.pbworks.com

Autora: Marian Lorenzo

http://www.analisissocialymedioambiente.com

 



[1] El decrecimiento es una corriente de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución regular y controlada de la producción económica con el objetivo de establecer una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, pero también entre los propios seres humanos.

Comentarios

Mª Ángeles Lorenzo Quintela
Tf. 655 287 195
E-mail: lorenzo.marian@gmail.com
http://analisissocialymedioambiente.com

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos