Presentación > Blog de Actualidad > El Convenio sobre Diversidad Biólogica (CDB) a examen en la XI Conferencia celebrada en la India

El Convenio sobre Diversidad Biólogica (CDB) a examen en la XI Conferencia celebrada en la India

23/10/2012

cop-11-logo-400.jpgMás de 190 naciones se han reunido del 8 al 19 de octubre en Hyderabad (India) para examinar la aplicación del Convenio sobre Diversidad Biológica, que los vincula jurídicamente y que rige el uso sostenible de la riqueza natural de nuestro planeta.

Hace dos años, en Nagoya (Japón), los gobiernos se comprometieron a dar pasos para evitar la extinción de especies y el deterioro de sus hábitats en todo el mundo y, para ello, adoptaron un plan estratégico que incluía 20 metas para conservar la Biodiversidad, las llamadas Medidas de Aichi.

Si miramos hacia atrás, encontramos que en 2002 los líderes mundiales se habían comprometido a alcanzar una reducción significativa de la pérdida de biodiversidad para 2010, además las Naciones Unidas declararon ese año, Año internacional de la Biodiversidad.

Aunque se produjeron pequeños avances, el objetivo no se cumplió. En el año 2012, el patrimonio natural del planeta sigue perdiéndose, a una velocidad más rápida que nunca, y se han conseguido pocos progresos en la lucha para reducir las presiones sobre especies y hábitats, precisamente elementos básicos sobre los que se sustenta el mantenimiento de millones de personas que dependen de los bosques, la pesca y los humedales para su vida diaria.

Tras dos semanas de duras negociaciones, los países reunidos en Hyderabad han alcanzado, con muchas dificultades, un acuerdo para duplicar la financiación en 2015. No obstante, los países más ricos han impuesto condiciones para el acceso a estas aportaciones, lo que ha sido criticado como injerencia en la soberanía nacional de los países en desarrollo. No se habla de apoyo económico a actuaciones concretas sino, del incremento de flujos financieros internacionales.

A pesar de esta nota discordante, que habrá que seguir de cerca, para denunciar, si fuese necesario, todo lo que pueda entorpecer los logros alcanzados, puede hablarse de algunos éxitos en esta conferencia, especialmente el que se refiere al medio marino. Los gobiernos han dado un paso fundamental para proteger los océanos del mundo, poniendo en marcha un proceso que aplicaría medidas de conservación a los entornos marinos que se encuentran fuera de las aguas jurisdiccionales de cada país, una masa de agua que representa el 40% de la superficie de nuestro planeta. Si las agencias de la ONU toman medidas para que las actividades de sus países no dañen estas zonas, podríamos estar asistiendo al principio de una mejor gestión de los mares fuera de las fronteras de cada país, algo insólito hasta hoy. 

Asimismo, se insta a los gobiernos a que revisen y, en su caso, retiren los subsidios e incentivos para los biocarburantes y otros sectores económicos que causan daño a la biodiversidad, tal y como se recoge en el Objetivo 3 de las metas de Aichi.

En relación con esto, hago mención a la conferencia que se desarrolló en la mañana del primer día ante los medios, por parte de la Coalición Mundial por los Bosques (GFC) y Biofuelwatch, para dar cuenta de dos nuevas amenazas que se ciernen sobre la biodiversidad. A las ya señaladas en todos los informes: destrucción y degradación de los hábitats, especies invasoras, sobreexplotación de especies, contaminación y cambio climático, hay que unir: la bioeconomía y la financiación de la naturaleza, que describen en estos términos:

“La bioenergía y la bioeconomía en general, apoyadas por los mandatos y subsidios del gobierno, especialmente en Europa y los EEUU, son ahora la fuerza que dirige la deforestación mundial y la expansión industrial de los monocultivos (tanto cultivos como árboles), exacerbando al crisis alimentaria y la apropiación de tierras que van empeorando, y también brindando una explicación al desarrollo de tecnologías peligrosas como la biología sintética y los árboles genéticamente modificados.

Entre tanto, las iniciativas de “proteger” la biodiversidad a través de la financiación de la naturaleza, amenazan con dejarla a merced de las fuerzas y caprichos  de las fuerzas del mercado. Estos enfoques también socavan los derechos de los pueblos indígenas y comunidades locales que han sido guardianes exitosos de la biodiversidad como lo han destacado varios informes recientes”.

Comentarios

Mª Ángeles Lorenzo Quintela
Tf. 655 287 195
E-mail: lorenzo.marian@gmail.com
http://analisissocialymedioambiente.com

2012 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos